Masqueunadespedida > Actividades > indoor > Humor amarillo

Humor amarillo

humolamalillo

10 juegos con toda la diversión

H
umor amarillo es la actividad por excelencia para grupos de despedidas de soltero en Logroño. Disfruta de 10 pruebas míticas emulando el famoso programa de Humor Amarillo, competición y diversión asegurada.

Tarifa: 25,00 €/persona

Duración: 2 horas

Horarios: 12:00h  ó 15:00 h

y a las 17:00 incluido en:

Lugar:  Pabellón de 3000 m² a 8 minutos de Logroño
Opciones de Traslado: vehículo propio, taxi o autobús urbano (Linea 1: a 5 minutos de la última parada en Lardero)
Traslado incluido a las 17:00 para los pack de humor amarillo.

¿Os acordaís del programa  «Humor Amarillo»? Pues contamos con una gran sala dotada de algunos de los «infernales obstáculos» del programa para que podías disfrutar en vuestra despedida de soltero o soltera haciéndoselas pasar canutas al novio o novia, y jugando contra otras despedidas de soltero.

 

Humor amarillo (España)- Emisión televisiva original

El programa fue emitido desde el 8 de julio de 19901​ hasta el 4 de junio de 1995​ en España por la cadena Telecinco. En enero de 2006 se anunció su vuelta a la televisión por la cadena Cuatro a partir del 28 de enero de ese año, con unos nuevos comentarios renovando y actualizando el doblaje. El programa podía verse los sábados y domingos por la tarde de 15:00 a 16:30 hasta que el sábado 9 de junio de 2007 se emitió el último programa, el número 140. El 12 de marzo de 2011, La Siete, derivada de Telecinco, comenzó a emitir de nuevo el programa.

Los guionistas y locutores españoles inicialmente fueron Juan Herrera Salazar y Miguel Ángel Coll,​ y en la versión iniciada en 2006 Fernando Costilla y Paco Bravo. Los dobladores fueron creando poco a poco una serie de personajes recurrentes (como El chino Cudeiro o Pinky-Winky, y en ocasiones otros como Dolores Conichigua) e ideando nuevos nombres para las pruebas (como la prueba de «Las zamburguesas», «Los cañones de Nakasone» o «El laberinto del chinotauro») que nada tenían que ver con los de la versión original . Una de las características más llamativas del doblaje en la versión española era el hecho de que se asumía de manera natural que el doblaje no se correspondía en absoluto con los diálogos originales del programa, de tal manera que prácticamente no se hacía referencia al concurso en sí, sino que los dobladores se referían a los concursantes como cosas tan variopintas como buscadores de setas, o futuros inquilinos a la búsqueda de un piso en el complicado mercado inmobiliario (los luchadores de sumo bien podían ser los especuladores, etc).